DEATH VALLEY Y BODIE (PUEBLO FANTASMA)

DEATH VALLEY:

Nunca un lugar hizo tanta justicia a su nombre. Este desolador paraje es sin duda el lugar más inhóspito que hemos visitado y estamos seguros de que nunca volveremos, el calor es abrasador. El estar situado por debajo del nivel del mar y en un profundo valle, propicia esa atmósfera particular del lugar sin ninguna ráfaga de brisa y con la sensación de apenas tener aire que respirar. El firme cuarteado, dunas y llanuras salinas, son las clásicas estampas del valle. Para que os hagáis una idea de las duras condiciones del entorno, comentaros que durante todo el trayecto tienen montados puntos específicos con agua para el radiador del coche. El parque lo vimos de pasada mientras nos dirigíamos a la zona de Yosemite desde Las Vegas.



BODIE:

Se trata de un genuino pueblo minero que al abrigo de la fiebre del oro vivió su época dorada. Hoy en día está abandonado y podremos disfrutar de un pueblo vaquero fantasma que a veces resulta inquietante. Las antiguas moradas de los habitantes están en pie y muchas de ellas con todos los enseres aún presentes bajo una gruesa capa de polvo. La visión de la escuela es escalofriante, con los libros de texto escolares abiertos por la misma pagina, como si un extraño fenómeno se hubiera llevado de golpe a todos los alumnos. Es una imagen desconcertante y aún hoy parece escucharse allá a lo lejos, el tarareo de aterradoras canciones infantiles del pasado. Claro que todos estos detalles están minuciosamente “colocados” al efecto para crear esta atmósfera misteriosa, pero es curioso ver en qué condiciones vivían aquellos tenaces hombres y mujeres del oeste americano. El sitio se encuentra situado entre Yosemite y la ciudad de Carson City. Si vamos del parque a la ciudad por la carretera 395, debemos desviarnos por la carretera 270 antes de llegar a Bridget port. La entrada cuesta 3$ por persona y en una mañana se visita de sobra.

Visitante nº           Visitantes online