GRAN CAÑON DEL COLORADO Y LAS VEGAS

GRAN CAÑÓN DEL COLORADO:

Mundialmente conocido, este parque nacional sigue asombrando a turistas y viajeros. La impresionante garganta formada por la erosión del río Colorado parece que no tiene fin, y la primera vez que la contemplamos nos impactó aun habiéndola visto con anterioridad en decenas de documentales. Con el transcurso del tiempo la imponente imagen va perdiendo su capacidad de fascinación, ya que mires por donde lo mires todo acaba pareciendo igual. De manera incomprensible, uno de los tramos más populares como el Hermits Rest Route, estaba cerrado al público debido a las obras de mejoramiento; a nuestro juicio no fue muy acertado cerrarlo en plena temporada alta. Nos sorprendió muchísimo su emplazamiento, siempre habíamos pensado que el Gran Cañón estaba localizado en un paraje árido y no en pleno bosque como es el caso; el bosque de KAIBAB se extiende casi hasta el mismo precipicio y dota al lugar de una frescura característica. La zona visitada fue el south rim y nos alojamos en el Desert view campground, foto aquí. El sitio está muy bien, pagamos 12$ por la plaza de camping en el cajero automático montado al efecto; las duchas cuestan 2$ por persona y la lavandería tiene las siguientes tarifas: 1,75$ por la lavadora, 1,50$ el detergente y 0,75 por la secadora. Ambos servicios se encuentran en el mather campground del grand canyon village, a 25 minutos. Durante nuestra estancia allí tuvimos la oportunidad de conocer a Daniel, un viajero italiano que viajaba con su mujer y unos amigos en una caravana. Fue muy simpático y pudimos cambiar impresiones y consejos sobre los parques ya que los estábamos visitando de forma inversa. Las actividades a realizar son las clásicas en un lugar como éste, recorrer los miradores o hacer las diferentes caminatas; guía del parque en PDF aquí . Nosotros teníamos intención de realizar el Hermit trail, un recorrido por el borde del cañón de 12 km, pero como estaba cerrado al público nos conformamos con el Brigth Angel trail. Es otro de similares características pero en una zona quizás menos vistosa. Los dos días que duro nuestra estancia en el Gran Cañón vimos cantidad de turistas y gente mas “cañí ” que la encontrada hasta entonces. La cercanía de Las Vegas probablemente propicie que este tipo de personajes acuda en masa con actitudes tan poco comprensibles como ésta.



RUTA 66:

De camino a Las Vegas decidimos hacer un tramo por la clásica route 66. Fue muy curioso y pudimos ver genuinas localidades y escenas típicamente americanas. Es interesante que hagáis algo por el estilo ya que conduciendo por la autopista aunque se gana tiempo, normalmente conlleva perderte este tipo de experiencias. Únicamente recorrimos un centenar de millas pero fue suficiente para ver una pequeña muestra; el tramo entre las localidades de Seligman y kingman, es especialmente bonito.



LAS VEGAS:

Sin duda alguna fue el mayor chasco de todo el viaje. Un lugar absurdo, agobiante, totalmente carente de sentido y lleno de frikis. Esa fue la pobre impresión que nos llevamos después de visitar la capital mundial del juego, y es que la diferencia con el resto de lugares visitados era considerable. Empezando por la limpieza de sus calles que dejaban bastante que desear, hasta el tipo de gente que allí se congregaba. Todo aquello era ridículo, parecía una convención de frikis gigantesca y es que al parecer, es allí donde van los estadounidenses a desinhibirse en un desmadre a la americana en toda regla. Los triciclos a motor y los súper size los veréis por doquier, despedidas de soltera, fiestas de cuadrillas desfasadas y locales para adultos son otros clásicos ingredientes en la noche de Las Vegas. Incluso su emplazamiento es absurdo, unas condiciones tan poco favorables para vivir con ese horrible bochorno durante todo el día generan un gasto incalculable en aire acondicionado, agua, etcétera; si a esto sumamos la factura de luz que tendrán que pagar con semejante derroche de bombillas, nos hará reflexionar en el dineral que los visitantes se dejan en casinos y hoteles para hacer de todo aquello algo rentable. Lo dicho, un gigantesco y extravagante decorado de cartón piedra sin el más mínimo interés. Nos alojamos en el hotel Hampton Inn tropicana 4975 Dean Mrtin drive. Las Vegas NV. El sitio estaba de lujo, fotos aquí y aquí, y la habitación de concurso, fotos aquí y aquí. Pagamos 90$ por la habitación doble, algo más de lo habitual pero es que el resto en los que preguntamos (las clásicas cadenas de moteles más económicos) eran sólo unos pocos dólares menos, así que nos estiramos. Para comer os recomendamos el Harley Davidson café, un original lugar donde podréis degustar la clásica costilla a la barbacoa. Pagamos por una ración (suficiente para una cena de 2 personas) de costilla que venía acompañada de judías barbacoa y una especie de ensaladilla más una ración de patatas y un par de coronitas, por 35$ en total más la propina. Foto aquí. El sitio es muy auténtico y decorado para la ocasión, fotos aquí, aquí y aquí. Otra alternativa son los buffet de los hoteles que están muy bien; el del excalibur lo pudimos probar y tiene gran variedad de platos, a resaltar el rosbeef. Allí podréis comer un poco más limpio si estáis ya saturados de comer siempre lo mismo, 14$ por barba.
Visitamos un par de casinos y salimos de allí alucinados, menudo circo, qué gente… Realmente son enormes y te pierdes en su interior. La planta baja normalmente alberga el casino pero en sus plantas superiores podréis encontrar restaurantes de todo tipo, tiendas etcétera; es como un gran centro comercial. Una vez allí había que probar suerte, así que introdujimos un dólar en una máquina y sin saber muy bien su funcionamiento le dimos al botón; la fortuna volvió a sonreírnos y ganamos 20$ que rápidamente cobramos en la taquilla. Comentaros también que nada más llegar a Las Vegas, comprobamos que nuestro coche tenía un neumático que perdía aire; el pinchazo lo arreglamos en una llantería regentada por unos hispanos muy simpáticos. Pagamos 30 dólares más la correspondiente propina al mozo por cambiar la rueda por otra usada. Sabemos que la solución no fue muy ortodoxa pero el neumático usado tenía buen dibujo y no estábamos por la labor de continuar con un simple parche como nos recomendaron los mecánicos.

Visitante nº           Visitantes online