YELLOWSTONE Y GRAND TETON NATIONAL PARKS

Para llegar hasta Yellowstone lo hicimos de la siguiente manera: Avión desde New York hasta Salt lake City (119€ cada uno, los billetes desde casa y a través de Internet ), una vez allí recogimos el coche que teníamos alquilado para la ruta de los parques y carretera hasta west Yellowstone (unos 500 Km. la mayoría en carretera tipo autovía). Hay un aeropuerto cerca de Yellowstone en Jackson Hole, pero los vuelos son más caros y económicamente sale mejor hacerlo como nosotros. El trayecto fue muy bonito, con cientos de míticas estampas y una música propia para la ocasión pudimos disfrutar de un genuino momento. Por el camino paramos en un supermercado para comprar todos los pertrechos necesarios para la acampada como anteriormente comentamos.


YELLOWSTONE NATIONAL PARK:

Lugar mágico y apacible donde los haya. Este auténtico tesoro de la naturaleza es sin duda el emplazamiento que más nos ha maravillado de todo el viaje. Sus bucólicos paisajes, áreas con géiseres y piscinas de colores, sus montañas y cascadas, los osos, bisontes y el resto de fauna salvaje, son sólo una pequeña muestra de lo que esconde Yellowstone en sus entrañas. La incalculable gama de colores, tonalidades con diferentes matices y el amplio surtido de contrastes que nos hemos encontrado, ya están para siempre grabados en nuestras retinas. Es difícil de explicar, pero poder estar dentro de una maravilla natural como ésta y pasar las noches a la luz de la hoguera con un infinito y luminoso manto de estrellas que cada fin de jornada fielmente nos arropaba, fue un auténtico privilegio que nunca olvidaremos.
Una vez en el parque nos alojamos en el Bridge Bay campground, foto aquí. Pagamos 19$/dia por la plaza; este camping está situado prácticamente a orillas del Yellowstone lake y muy cerca de la zona habitual de los bisontes o del cañón de Yellostone con sus impresionantes cascadas. Después de ver todo el parque y si tuviéramos que volver a elegir camping, sin duda nos quedábamos con éste; su ubicación es perfecta para los desplazamientos diarios al estar prácticamente en el centro neurálgico del parque nacional de Yellowstone. Como ya hemos comentado anteriormente, cada plaza de acampada consistía en un lugar de estacionamiento para el vehículo, una mesa, un asador, y la zona para montar la tienda. Está perfectamente preparado y podréis disfrutar de suculentas parrilladas en un entorno inigualable. Durante nuestra estancia en Bridge bay Campground, gozamos de unos simpáticos vecinos de acampada que nos colmaron de agasajos en todo momento. Se trata de unos mexicanos afincados en Texas desde hace más de treinta años que tuvimos el placer de conocer durante unos días. La señora Pilar, su marido Carlos y el resto de familia, fueron muy atentos con nosotros y tuvimos largas charlas mientras preparábamos las brasas de cada día. Una de las mañanas no madrugamos mucho y desayunamos a la misma hora que ellos; al ver que nuestro sustento matinal consistía en zumo, algún bollo y unas piezas de fruta, allá vinieron con sendos platos rebosantes de huevos, panceta, carne, papas y las clásicas fajitas. Aquel sí que era el desayuno de los campeones, y aunque aquí no estamos habituados a desayunar de esa manera no había quien se resistiera. Muchísimas gracias por todo Pilar, Carlos y familia; siempre les recordaremos.
El parque está perfectamente montado y gestionado, las zonas de géiseres y piscinas cuentan con pasarelas, hay servicios en todas las áreas, los Rangers son especialmente amables y serviciales y además te dejan ir a tu aire a la hora de acercarte a los animales. Existen cientos de miradores, zonas de picnic y pequeñas ampliaciones de los arcenes para poder aparcar en las zonas donde previsiblemente podías divisar fauna. Cuando veías uno o dos coches parados en algún sitio sin que aquel lugar tuviera especial interés, es que había algún animal poco usual. Esa era la manera de enterarte dónde estaban las escurridizas fieras y nadie dudaba a la hora de parar en un sitio sin saber exactamente qué contemplaban los allí presentes. Visitamos el parque de arriba abajo, mapa aquí y guia del parque en PDF aquí. Las zonas más significativas os las detallamos a continuación:


Mud Volcano: Se trata de un área formada por diferentes piscinas humeantes y pequeñas chimeneas de barro, de donde salen espesas nubes con un insoportable olor a azufre. Las dimensiones de la zona no son excesivamente grandes por lo que no tendremos problema para completar todo el recorrido. Durante su visita y mientras caminábamos por las diferentes pasarelas pudimos divisar ciervos y bisontes, además de los clásicos estanques humeantes y pequeñas formaciones de barro burbujeante.
Cañón de Yellowstone: Es uno de los lugares más espectaculares del parque, cuenta con dos caídas de agua impresionantes y su visita es imprescindible. Hay varios miradores para poder divisar las Upper o Lower falls (cascadas alta y baja), a los que se accede con el coche sin problemas. Se trata del artist point y el inspiratión point, para los más animados existe la posibilidad de realizar diferentes caminatas y paseos.
Norris: Esta extensa zona compuesta por géiseres, piscinas de colores y humeantes estanques y orificios, nos llevará más tiempo que las anteriores si queremos visitarla a fondo. Nosotros disfrutamos plenamente de sus diferentes recorridos y pudimos ver un variado surtido de fenómenos y emplazamientos sumamente representativos de lo que es Yellowstone.
Tower Roosevelt: Entre montañas y cañones se encuentra esta preciosa zona que cuenta con cascadas y grandes acantilados. Su visita es obligada si disponemos de suficientes días en el parque, de lo contrario su alejada ubicación es un lastre demasiado grande que tendremos que tener en cuenta.
Mammoth Hot Springs: Situado en el norte de parque, es una zona muy curiosa; decenas de pilas calcáreas se reparten a lo largo y ancho del recinto. Divisar esas extrañas formaciones y ver las diferentes gamas de colores que surgen a partir de sus entrañas, es sumamente interesante y
fotogénico .
Grand Prismatic Spring: Es el estanque más famoso y bonito del parque. Los diferentes colores que conforman esta increíble imagen son preciosos, parece mentira que algo semejante haya podido surgir de manera natural. Está ubicado en el midway geiser basin y aunque la mayoría lo divisa únicamente desde sus pasarelas inferiores, os recomendamos que hagáis un pequeño paseo que comienza un par de kilómetros más adelante en un parking situado a mano derecha. De esta manera tendréis la oportunidad de verlo desde arriba y podréis gozar de unas vistas de excepción.Old Faithful: Si el anterior es el estanque más conocido, éste es el geiser por excelencia del parque nacional de Yellowstone. La altura que alcanza su impresionante chorro de agua varía entre 30 y 55 metros, éste entra en actividad a intervalos regulares de una hora y media más o menos. En la caseta de los rángers adyacente podréis ver a qué hora está prevista la siguiente erupción. Está en las upper geiser basin y su visita también es imprescindible.
West Yellowstone: Pequeño pueblito situado en la misma entrada oeste del parque, servirá para abasteceros y allí podréis hacer las diferentes compras si es que no las habéis hecho con anterioridad. Tienen un supermercado donde puedes adquirir todo lo necesario y sus gasolineras son bastante más baratas que la situada dentro del parque.
Bisontes: Es uno de los mayores y más apreciados tesoros de este mágico ecosistema. A principios del siglo XX únicamente quedaban medio centenar de piezas y aunque parezca mentira a día de hoy pueden contarse más de cuatro mil. Realmente son impresionantes y difícilmente puedes creértelo hasta que los ves con tus propios ojos. La primera vez que los divisamos nos quedamos boquiabiertos sin poder decir palabra alguna. Eran reales, enormes, estaban allí, ¡¡¡TATANKA !!!! , puffff cómo alucinamos. Ellos campan a sus anchas "como Pedro por su casa" y es que están en su casa. En un sin fin de ocasiones tuvimos que detenernos en plena carretera porque a alguno de ellos se le antojaba cruzar y realmente te quedas atónito cuando pasan por al lado de tu ventanilla. La zona más habitual para contemplarlos es el tramo situado entre el Lake villaje y el Canyon village.Fauna: En el parque nacional de Yellowstone existe una gran variedad de animales y bestias. No siempre se tiene la oportunidad de verlos, una simple casualidad o el azar son los únicos que determinan tu suerte. La verdad nosotros no podemos quejarnos, sobre todo porque tuvimos el gran privilegio de ver dos osos en ocasiones diferentes. El primer ejemplar lo vimos de casualidad en la otra orilla del río mientras conducíamos nuestro coche. Paramos y allí estuvimos un buen rato hasta que aquello se llenó de gente que al vernos parados, intuyó lo que había. En la segunda ocasión fuimos nosotros los que paramos al ver un gran número de visitantes mirando a una ladera que tenía sorpresa. Suele ser muy poco habitual contemplarlos tan cerca y disfrutamos de ellos como críos. Además de éstos, vimos ciervos, alces, marmotas, miles de ardillas o las clásicas águilas americanas.



GRAND TETON NATIONAL PARK:

Está situado al sur de Yellowstone y sólo lo vimos de pasada tras salir del parque. Como podréis ver las vistas desde los miradores son alucinantes y merece la pena pasar por allí aunque sólo sea de paso. Este national park también cuenta con zonas de acampada e infinidad de actividades a realizar, si disponéis de suficientes días para vuestro viaje podréis visitarlo.

Visitante nº           Visitantes online